Blanes

Blanes

Pueblo pesquero con magnificos jardines botánicos

La Costa Brava tiene su puerta de entrada en Blanes, más concretamente en la roca de Sa Palomera. Se trata de un pueblo culturalmente muy rico. Donde destacan sus jardines botanicos, su castillo, y el elemento distintivo de Blanes, la pesca.

Si nos dejamos perder por sus calles, podremos disfrutar de sus elegantes casas ochocentistas y de algunos interesantes restos del gótico catalán.

JARDINES:

 

Blanes consta de 2 increibles grandes jardines botánicos, con flora diferente y vistas espectaculares, estos jardines son el Marimurtra y el jardín Pinya de Rosa, jardines botánicos diseñados con terrazas que se extienden hacia el mar desde las elevaciones rocosas donde se encuentran.

El Pinya de Rosa es un jardín tropical situado en las afueras de la población, representa una de las bibliotecas cactológicas más interesantes de Europa. La colección que presenta el jardín comprende más de siete mil especies de todo el mundo.

Por otro lado en el jardín Marimurtra se pueden contemplar algunas de las panorámicas más espectaculares de la costa y conocer más de cuatro mil especies vegetales, la mayoría exóticas.

PESCA:

Blanes cuenta con una flota pesquera de barcos que salen a diario de lunes a viernes a trabajar en el mar.

La flota está conformada por 49 embarcaciones que trabajan diferentes tipologías de pesca: arrastre, aro, palangre de fondo, palangre de superficie y artes menores.

Ver una subasta de pez es un espectáculo de vida. El carácter de Blanes no se entiende sin la llegada de los barcos a puerto, las cajas de pescado fresco, las pujas de precios…